¡Pelea Vampírica!: Lestat De Lioncourt vs. Edward Cullen

     

     

          Hace unos meses, cuando adquirí mi pequeña colección de 10 tomos de las crónicas vampíricas de Anne Rice de la editorial  ZEta, publiqué como "Estado" de facebook,  mi indignación ante que en una de las solapas de todos los libros se pudiese leer este texto:


     

    "Como en la tetralogía de Stephanie Meyer-`considerada la Anne Rice juvenil´- estos vampiros sufren, sienten y hacen confidencias" .

     

     

    ¿En qué universo, puede ser Stephanie Meter ser siquiera comparada con Anne Rice?  Estamos hablando de dos tipos de escritura totalmente distintos, aunque tengan un tema en común: VAMPIROS.

     

    MEYER VS. ANNE RICE

     

                      Por un lado tenemos a Rice,  de 72 años,   con más de 40 libros en su haber, destacandose las Crónicas Vampíricas (14 libros en total) + 3 de Brujas + 3 de ángeles, + 3 sobre la vida de Jesús como criatura mágica.     Sus libros se destacan por una amplia investigación histórica de los contextos donde sus personajes iniciaron su inmortalidad, y en un constante debate filosófico acerca de temas universales como el arte, la belleza, la religión, la evolución del feminismo, etc.  En una búsqueda espiritual que la ha llevado - a ella misma- del ateísmo más aférrimo al cristianismo de congregación, mientras el lector la acompaña a través de los años.

     

                    En la otra esquina esta Meyer, de 40 años, con apenas 8 libros publicados de los cuales 4 son la saga Crepúsculo + 1 complemento a la saga, y otras dos novelas poco conocidas. Su estilo se destaca por tener largas lineas de diálogo entre sus personajes, orientado hacia la novela romantica, poca descripción de escenas, ambientación en el presente

     

    Los personajes: 

     

      

     

     Los vampiros de Rice no son malos ni buenos: son salvajes.  A través de sus largas vidas van cambiando y aprendiendo, traicionando y traicionándose a sí mismos. Algunas veces actúan como la víctima y otras como el victimario, pues su propósito, como el de todos los humanos, es saber el porqué de su existencia, y en su caso, de su inmortalidad.     

     

           El personaje principal de toda la saga de Rice  es Lestat. Un egocéntrico vampiro del siglo XVIII, que no cree en  reglas y va rompiendo una a una, creando un gran caos en todos sitios donde va, mientras el resto de los vampiros tienen que apagar el fuego a su paso.   Entra en las iglesias, destruye congregaciones de otros vampiros, seduce a los eruditos, despierta el mal más antiguo del mundo, lo secuestra el mismísimo diablo y luego escribe todo lo que le pasó en unos libros que publican en el mundo real bajo un pseudónimo, para horror de sus amigos no-muertos.  Sin embargo, él se considera a si mismo "bueno". Porqué es bueno siendo vampíro. 

      

     

                Por el lado de Meyer, encontramos unos vampiros domesticados que cazan animales porque no quieren herir a los seres humanos, y no pueden cambiar, ni en cuerpo ni en personalidad NUNCA. Así que siempre serán adolescentes. Siempre estarán enamorados con la misma persona, limitándose a ir por toda su existencia al bachillerato, para poder quedarse siempre en un mismo sitio y  los otros vampiros malos no los fastidien. 

             Existen otros vampiros nómadas sin un propósito más que la caza, y otros que son el "gobierno" vampírico de los Vulturis, que se encargan de velar porque nadie rompa las leyes vampíricas. -si me preguntan, me parece que están basados en la Asamblea de París de Rice... - 

     

                 Los protagonistas de Meyer: Bella, una chica normal, tímida e insegura, se enamora del chico más bello de su escuela. El chico la ama más que así mismo, pero se sacrifica no estando con ella, por protegerla de sus necesidades vampíricas. Mientras, otro tipo incluso más bello que él  también la pretende. Ambos tienen poderes sobrenaturales.  

     

    Toda adolescente insegura de sí misma ha tenido sueños eróticos donde dos seres inalcanzables se pelean por ella= éxito seguro.

     

     

    El  orígen del vampirismo.

     

      En ambas historias, el vampirismo se trata de una mutación genética producida, en el caso de Meyer, por el veneno del vampiro y en el caso de Rice, por  la posesión de un espíritu a una reina egipcia en dias antiguos, que luego se repartió entre todos sus descendientes.

     

        Sin embargo, la diferencia radica en que todos los vampiros de Rice, si viven el suficiente tiempo, y tienen acceso a las dosis de sangre mágica requerida, adquieren los mismos poderes (físicos y telequinéticos).

                      Con Meyer son como los X-men de los vampiros; la mutación genética no los afecta a todos por igual.  Lo cuál me parece un punto rescatable de la saga.

     

    El sexo

     

           Según Rice,  un vampiro es un ser no-muerto. Es decir, el cuerpo está muerto pero el espíritu que lo habita sigue moviendolo, por así decirlo.   El vampiro de hecho puede vivir sin beber sangre, pero el resultado es  verse putrefacto, con la piel pegada a los huesos porque la sangre es requerida para continuar el proceso de mutación, que tarda milenios. Luego de que la tranformación es completa, la sangre se convierte en algo innecesario e incluso pueden llegar a tolerar la luz del sol sin volverse cenizas.

     

              Es por ello por lo que el sexo es innecesario. Ellos no crean vida, ni sienten mayor placer que al matar, por lo que hincar los dientes se convierte en el acto orgasmico por excelencia del vampiro. Un vampiro se puede enamorar de un humano, pero su amor es asexual y no distingue hombre de mujer...la consumación de ese amor es el intercambio de sangre, punto.

     

                   En el caso de Meyer, los vampiros no sólo pueden tener sexo, sino que lo necesitan.  Y como no se cansan, pueden estar semanas enteras haciéndolo sin parar. Estos vampiros no necesitan ni dormir, y la luz del sol no los mata.  Pueden incluso embarazar humanos, pero a costa de la vida de la madre.  Disculpenme, pero eso no tiene sentido:  Si lo vemos desde el punto de vista de la mutación... es zoofília, y no podrían tener descendencia, como un tigre no puede tener descendencia con un humano.

     

    Conclusión.

     

            Decir que Stefanny Meyer es la Anne Rice juvenil, es el peor argumento de ventas que he visto en mi vida.  Sin embargo, lo que le agradecemos a la Meyer, es que con toda la fiebre que han desatado sus libros, hallan re-editado casi  todas las obras de vampirismo anteriores a ella y ahora podamos conseguir desde el Drácula de Stroker hasta la saga Medianoche de Claudia Gray con portadas negras y rojas.


    Trailers

    Videos

    Cortos